ChicamochaNews.net - Multilenguaje

domingo, 25 de noviembre de 2018

La historia de “Jaimito” se estaría repitiendo en otro municipio de García Rovira


Aún no sabemos a quién se le ocurriría llevar las redes de un acueducto municipal, por las cunetas y falsos taludes de una carretera inestable

Por Carlos Alirio Meneses Cordero

En agosto de 2014 el Periódico Chicamocha News publicó una información en primera página titulada, "Con nuevo acueducto, Capitanejo garantiza suministro de agua potable", donde además señalábamos que, "La obra sería ejecutada desde el río Nevado y garantizaría el desarrollo turístico del municipio".

Según lo manifestado por el alcalde de la época, Isidro Mogollón, "los habitantes de Capitanejo contarían con el suministro de agua las 24 horas del día, los 365 días del año, a partir de febrero de 2015, pues el proyecto ya contaba con estudios y diseños, que fue necesario actualizar y conseguir recursos por cerca de dos mil millones de pesos, a través del Plan Departamental de Aguas, (PDA) y la aprobación del Ministerio de Vivienda".

El objeto del contrato No. 081 de 2014, por valor inicial de Mil seiscientos seis millones, quinientos setenta y nueve mil novecientos cincuenta y ocho pesos, ($1.606´579.958), es "construcción de obra alternativa de abastecimiento de agua para Capitanejo", y ya se había adjudicado para su etapa de construcción; solo se esperaba la visita del gobernador Richard Aguilar para iniciar la obra. El plazo de ejecución era de seis meses, estimando que estaría listo entre enero y febrero de 2015, hoy, cuatro años después no ha llegado el agua, pero la platica sí se gastó.

El Contrato fue suscrito entre la Esant y el Consorcio Agua Potable 2014, representado legalmente por Benjamín Moreno.

Como en todo contrato del Estado que se respete, el plazo se cumplió y la obra no se entregó, comenzando a generar preocupación entre las comunidades de Capitanejo que cada verano se ven abocados a aguantar sed y a correr con sus ollas al pie de los carrotanques que les llevan el preciado líquido, cuando estos vehículos se consiguen por parte del municipio.

El proyecto se heredó al gobierno de Didier Tavera

El siguiente pronunciamiento del gobierno departamental lo conocimos el 30 de mayo de 2016, ya en el mandato de Didier Tavera, en un boletín de prensa titulado: "Gobernación evalúa la mejor salida para darle acueducto a Capitanejo", advirtiendo que, "El proyecto logró un avance del 80%".

En el desarrollo de la información decía que, "durante la visita de inspección al proyecto de conducción de agua, para el acueducto de Capitanejo, la Empresa de Servicios Públicos de Santander, Esant, evidenció la necesidad de realizar contratos adicionales, dadas las condiciones geotécnicas del terreno, para terminar así el 100 % del proyecto".

En ese momento el alcalde de Capitanejo, Johnny Pinzón Higuera, explicó que, "el proyecto se presentó hace ocho años, pero su construcción comenzó hace dos". Y agregó que, "aunque en los últimos cinco meses ha avanzado, ha sido muy lento".

Según la Esant, el proyecto planea captar un caudal aproximado de 12,5 litros de agua por segundo del río Nevado, que serán dirigidos al municipio de Capitanejo por una tubería de 5 y 6 pulgadas, en una longitud aproximada de 14 kilómetros.

Así mismo, la entonces gerente de la Esant, Mónica Monsalve, anunció la necesidad de unos contratos adicionales que permitirán un trabajo óptimo y el cumplimiento de su totalidad. "Esto lo hemos generado para minimizar posible deterioro de las obras y garantizar la funcionalidad de lo que se construye", agregó la funcionaria.

En julio de 2016 llegan los carrotanques a abastecer agua

La gerente de la Esant, Mónica Monsalve, anunció en julio de 2016 el desplazamiento de carrotanques para abastecer de agua a los capitanejanos y manifestó que, "este servicio se da como respuesta a la falta de agua y estará durante un mes, aproximadamente, mientras se concluyen las obras del nuevo acueducto para Capitanejo".

Según la funcionaria, "el comité del Plan Departamental de Aguas, PDA, de la Esant, aprobó un adicional al proyecto para iniciar los estudios previos a su ejecución".

Una de las visitas de la gerente de la Esant, Mónica Monsalve

Nuevo pronunciamiento de la Esant

El 24 de octubre de 2017, hace apenas un año, la Gobernación de Santander emite un nuevo boletín titulado, "La Esant analiza avances de obra a proyecto alternativo para abastecimiento de agua en Capitanejo". En este asegura que, "el equipo técnico y jurídico de la Esant, la Gobernación de Santander y la alcaldía de Capitanejo, se reunieron para analizar avances de obra al contrato No. 081 de 2014".

Agrega que el encuentro fue liderado por la gerente de la entidad, Mónica Monsalve, y resalta que la obra presenta avance del 95%, pero que fue suspendida por afectaciones a la tubería, debido a un movimiento del terreno, causado por una falla geológica en el sector en junio (2017), y altos niveles del río Nevado que no permiten el avance de construcción de gaviones para finalizar la obra".

Dice que, "la ESANT analiza las actividades en la obra, para reemplazar la tubería averiada, por otra en material de polietileno y, de esta manera culminar el proyecto que mejorará la calidad del suministro de agua potable a esta localidad".

Todo un rosario de adiciones y suspensiones que superan los 2 años y los $2 Mil 250 Millones

Lo que sigue a continuación, es todo un verdadero rosario de adiciones, en tiempo y en recursos, lo que más parece una burla para los habitantes de Capitanejo, veamos:

Tras la primera suspensión, el 14 de enero de 2016 se suscribió el acta de reinicio No. 2. Un día después, el 15 de enero de 2016, se suscribió el adicional No. 1, por cuatrocientos sesenta y nueve millones de pesos ($468.975.056) y un plazo adicional de tres meses.

El seis de abril de 2016 se suscribió el acta de suspensión No. 3, acordando suspender por tres meses. El diez de mayo de 2016 se suscribió el acta de reinicio No. 3. El 19 de mayo de 2016 se suscribió el adicional No. 2 en tres meses de tiempo, pero no en recursos.

El diez de agosto de 2016 se suscribió el acta de suspensión No. 4, acordando suspenderlo por un término de cinco meses. El 6 de enero de 2017 se suscribió el acta de ampliación No. 1, a la suspensión No. 4, acordando ampliar la suspensión por dos meses. El 23 de febrero de 2017 se suscribió el acta de reinicio No. 4.

El 2 de marzo de 2017 se suscribió el adicional No. 3, por valor de Ciento setenta y seis millones de pesos, ($176´668.271) y un plazo adicional de tres meses.

El 23 de mayo de 2017 se suscribió acta de suspensión No. 5, por el término de dos meses. El 21 de julio de 2017 se suscribió acta de ampliación No. 1 a la suspensión No. 5 por 3 meses. El 23 de octubre de 2017 se suscribió acta de reinicio No. 5 y el 2 de noviembre de 2017 se suscribió el adicional No. 4 en un plazo de dos meses.

Habla el Alcalde Johnny Pinzón

Aunque resulta increíble que una obra con un avance del 95% no haya podido entrar en servicio, el alcalde de Capitanejo, Johnny Pinzón, se mostró "preocupado", porque, según él,  "la nueva conducción del acueducto de Capitanejo se está declarando NO SERVIL, y es muy preocupante por esas inversiones tan grandes".

Reveló que la semana pasada estuvo en la Esant, (entidad que suscribió el contrato), "y la responsabilidad es de ellos, y tienen que hacer lo pertinente financiera y jurídicamente, para que el proyecto no se pierda. La respuesta de la Esant es que no tiene recursos para invertir en otras actividades que permitan recuperar la conducción del acueducto, porque hay que hacer unos pasos elevados importantes, técnica y económicamente, y hay que hacer unas inversiones importantísimas y ellos dicen que no tienen plata; y jurídicamente, porque ya apropiaron lo que el contrato les permite".

Finalmente, anunció que, "estamos solicitando una consultoría para determinar si el proyecto es viable o no, para poder invertirle. Por ahora el proyecto está declarado no servil. Esa es la mayor preocupación por la temporada de verano que se avecina y prácticamente se nos convierte en otro Jaimito".

Actualmente Capitanejo se abastece de la cuenca Balaula del municipio de San Miguel, de ahí obtiene unas tres pulgadas de agua que en época normal es suficiente para el pueblo, pero en verano vienen problemas de suministro.

Esperamos que este aberrante caso ya esté en manos de los organismos de control como la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía General de la Nación.

No hay comentarios: